miércoles, 6 de septiembre de 2017

Final del Verano

Ya en Septiembre, el fin del verano se acerca, época de cambio para nuestra naturaleza, y en este caso también para mí. En pocos días dejaré Valencia para trasladarme por estudios a Salamanca, por lo que esta será la última entrada en la que el blog haga honor a su nombre en mucho tiempo. Igual debería cambiarle el nombre, pues últimamente estoy mostrando escenas naturales de muchos puntos de Iberia, no solamente del área levantina. No obstante para no marear a mis lectores lo mantendré.

Esta entrada igualmente sí estará centrada en mis observaciones naturalistas de las últimas semanas por mi zona habitual de veraneo en el interior valenciano. Empiezo como siempre por los insectos, con especies diurnas comunes pero interesantes como la mariposa chupaleches (Iphiclides feisthamelii). Y entre los odonatos, con una especie nueva, Sympetrum sinaiticum, encontrada muy cerca de mi pueblo. 

Chupaleches (Iphiclides feisthamelii)

Macho de Sympetrum sinaiticum

Pasando a insectos más nocturnos, las arañas son las protagonistas indiscutibles. Entre ellas destaco a dos interesantes migalomorfos, la familia de las verdaderas tarántulas. La primera es una pequeña araña trampera de la familia Nemesidae, seguramente Nemesia o Iberesia, difícil de clasificar sin lupa. La segunda, quizá nuestra especie más espectacular, la grande y agresiva Amblyocarenum walckenaeri.   

Macho de Nemesidae sp.

Macho de Amblyocarenum walckenaeri

Macho de Amblyocarenum walckenaeri

De entre los herpetos, los anfibios han despertado fuertemente con las últimas lluvias de su letargo estival. Los juveniles de gallipato (Pleurodeles watl), que completaron su metamorfosis a principios de verano, emergen ahora de entre las grietas del barro seco de las charcas para empezar su dispersión en busca de nuevos puntos favorables. Todavía algunas larvas persisten en la poca agua que queda, pronto realizarán su metamorfosis. Los adultos continúan su letargo en espera de que las charcas se llenen.

Gallipato (Pleurodeles watl) juvenil, emergiendo de su refugio

Gallipato (Pleurodeles watl) juvenil

Gallipato (Pleurodeles watl), larvas

Sin embargo, los sapos de espuelas (Pelobates cultripes), más precoces, ya han iniciado un nuevo celo, tal vez prediciendo la llegada de nuevas precipitaciones. He podido observar numerosos adultos esta última semana, y también algún juvenil que como los gallipatos completó este año su metamorfosis.

Sapo de espuelas (Pelobates cultripes)

Sapo de espuelas (Pelobates cultripes)

Sapo de espuelas (Pelobates cultripes)

Sapo de espuelas (Pelobates cultripes)

Siempre un placer observar esta especie tan interesante, de la que poco a poco voy aprendiendo cosas sobre su ciclo y costumbres. Acabo con un bonito sapo corredor (Epidalea calamita) que rescaté de una alberca. 

Sapo corredor (Epidalea calamita)

Pasando a las aves, en esta época los llanos de Camporrobles son un buen lugar para detectar numerosas especies en migración. Entre las residentes mejor o peor fotografiadas puedo citar alcaudones comunes (Lanius senator), culebreras (Circaetus gallicus) o un joven halcón peregrino (Falco peregrinus) que pudimos ver devorando una paloma en mitad de un campo de cereal.

Alcaudón común (Lanius senator)

Culebrera (Circaetus gallicus)

Halcón peregrino (Falco peregrinus) juvenil

Pero sin duda el protagonista en esta época de los llanos es un limícola poco habitual en muchas partes de Iberia, que sin embargo en esta zona aparece todos los años en escaso número, aunque no siempre consigo dar con él. Hablo del chorlito carambolo (Charadrius morinellus). Tuve la suerte de detectar un bando de cinco ejemplares en un campo baldío.

Chorlito carambolo (Charadrius morinellus)

Chorlito carambolo (Charadrius morinellus)

Estos limícolas anidan en zonas remotas de la tundra donde tienen poco contacto con seres humanos, y por ello se muestran bastante confiados a la hora de observarlos y fotografiarlos, mientras rebuscan por los campos en busca de pequeños insectos. No se quedan muchos días, y enseguida reenprenden su viaje rumbo al norte de África, aunque algunos se quedan en nuestro país, en zonas como Albacete, durante todo el invierno. 

Chorlito carambolo (Charadrius morinellus)

Chorlito carambolo (Charadrius morinellus)

Y con otra toma más de este bonito pájaro acabo la entrada. A partir de ahora el blog dará un giro pasando de levante a poniente, para mostraros la naturaleza del occidente ibérico, que seguro que será muy interesante. Nos vemos pronto en la siguiente entrada.



2 comentarios:

  1. Es tentador lo del cambio de nombre del blog, pero por experiencia te digo que es mejor dejarlo estar, jaja. Mucha suerte en tu nueva etapa, no dudo de que sabrás sacarle mucho partido a tu estancia salmantina.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Carlos. Sí, supongo que el nombre al final es lo de menos, cambiará el sitio pero el espíritu será el mismo ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar