sábado, 6 de febrero de 2016

Por L'Albufera norte

Ayer tenía una cita en L'Albufera, así que salí raudo después de clase. Acabada la faena, aproveché la mañana y el resto del día para darme una vuelta por la zona norte de este parque natural y ver que me encontraba. 

Arrozales inundados en la Marjal de Alfafar

Fue una decepción encontrar cerrada la Reserva Natural del Racó de l'Olla (al parecer estarán de obras todo el mes), así que me dirigí a los arrozales del marjal de Alfafar, donde lo más llamativo era un buen grupo de flamencos (Phoenicopterus roseus). Estaban muy cerca de la carretera, y como el bando era bastante grande llamaban mucho la atención, hasta el punto de que la gente se paraba para verlos y echarles fotos. Incluso una señora me comentó que llevando toda la vida en la zona, era la primera vez que veía estas aves (!!). Está claro que mucha gente no ve nada si no lo tiene delante de las narices.

Flamencos (Phoenicopterus roseus)

Pude contar unos 264 ejemplares, que se agrupaban para alimentarse mientras removían el fondo con las patas. Siempre suele haber alguno con la cabeza fuera del agua y vigilando, de forma que cuando alguien se acercaba más de la cuenta los flamencos vadeaban en otra dirección, alejándose hacia la orilla opuesta. Esperemos que una vez acabada la temporada de caza ya nadie les moleste y puedan quedarse aquí todo el tiempo que necesiten.

Flamencos (Phoenicopterus roseus)

Más habituales en los arrozales son las garzas, encontrándose buenos números de garceta común y garza real no muy lejos del bando de flamencos. Esperaba ver también algún bando de limícolas, pero por más que recorrí la zona no hubo suerte.

Garza real (Ardea cinerea) rodeada de garcetas comunes (Egretta garzetta)

Garceta común (Egretta garzetta)

Garza real (Ardea cinerea)

También había algunas garcetas grandes (Ardea alba). En la foto pueden apreciarse las plumas ornamentales del dorso, que llegaron a poner en peligro a la especie hace cien años, cuando se empleaban para decorar sombreros. Esto dio lugar a verdaderas masacres en las colonias de cría, pero afortunadamente la especie se va recuperando y cada vez es más frecuente en muchos lugares.

Garceta grande (Ardea alba) en primer término, junto a garcetas comunes

En la foto anterior también se aprecia al fondo un denso tapiz de ranúnculo acuático (Ranunculus peltatus). Esta bonita planta florece en los arrozales en pleno invierno. Este año parece ser particularmente abundante en muchos de ellos, tal vez por la mayor calidad de las aguas o por que hace más calor.

Ranúnculos acuáticos (Ranunculus peltatus)

Siguiendo con las aves, pude observar también un cercano ejemplar de bisbita alpino (Anthus spinoletta), especie frecuente como invernante en muchas zonas húmedas.

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

Puede que sea impresión mía, pero parece que ya le empiezan a despuntar los tonos grises de su plumaje nupcial. No obstante, faltan aún muchas semanas hasta que la nieve se retire de las altas cumbres y estos pájaros retornen a los Pirineos o la Cordillera Cantábrica para nidificar aprovechando la abundancia de insectos de los pastos de montaña.

Bisbita alpino (Anthus spinoletta)

Y para acabar con este lugar, un águila pescadora (Pandion haliaetus) que estuvo todo el rato posada en un lejano poste eléctrico. Esta especie es relativamente frecuente en migración aquí, pero no tanto en pleno invierno.

Águila pescadora (Pandion haliaetus)

Mi siguiente destino fue la Devesa del Saler, concretamente el tramo cercano al Estany del Pujol. En las aguas de la laguna reposaba una pareja de zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis), todavía con un aspecto plenamente invernal, de que lo más llamativo son sus ojos rojos.

Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)

Zampullín cuellinegro (Podiceps nigricollis)

No hubo suerte con las aves marinas. Cerca de la playa únicamente pude ver otra garceta común (esta va a ser la entrada de las garcetas) con sus plumas nupciales bien desarrolladas en el cuello y el manto.

Garceta común (Egretta garzetta)

Por lo demás, los habituales charranes patinegros pescando cerca de la playa. Este es el único charrán que tenemos en invierno.

Charrán patinegro (Sterna sandvicensis)

En el pinar, este invierno calurosamente atípico ha tenido como efecto la floración temprana de varias plantas, como los asfodelos (Asphodelus sp.) o la albaida (Anthyllis cytisoides). Incluso se me cruzó fugazmente una lagartija, seguramente una cencienta o colirroja.  

Gamoncillo o asfódelo (Asphodelus sp.)

Albaida (Anthyllis cytisoides)

Pocas aves, solamente especies habituales en invierno como esta hembra de colirrojo tizón.

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)

Al final de la tarde me acerqué a la desembocadura del río Turia, en la localidad de Pinedo, donde este invierno se han podido observar alcas y negrones a poca distancia. Sorprendentemente no vi ningún alca, pero sí una bonita hembra de negrón común (Melanitta nigra). Las observaciones de este pato marino suelen ser muy lejanas mar adentro, así que aunque quedaba poca luz fue un placer observar a esta pata, que nadaba bastante cerca de la escollera.

Negrón común (Melanitta nigra)

Continúa pues siendo un buen invierno para mí en cuanto a aves marinas, habiendo podido observar en repetidas ocasiones alcas, serretas y ahora negrones, bastante próximos a la costa. A diferencia de las alcas y las serretas que comen sobre todo peces, los negrones prefieren alimentarse de moluscos y cangrejos que cogen del fondo. Como en todos los patos marinos, su zona de cría es fundamentalmente la tundra. 

Negrón común (Melanitta nigra)

Y para acabar, una última especie marina a la lista, un joven cormorán moñudo (Phalacrocorax aristoteis desmarestii). En el golfo de Valencia son bastante raros, seguramente habrá un moñudo por varios centenares de grandes (P. carbo). Esta es la segunda vez en mi vida que veo uno en la zona.



3 comentarios:

  1. Gracias por enseñarme los nombres científicos de las especies...sobresaliente.

    ResponderEliminar
  2. Buen paseo por l'albufera y buen número de especies, a destacar el negrón común y el cormorán moñudo.
    Por cierto hace pocos días estuve por esos mismos sitios y entre otras especies fotografié bisbita y yo pensaba que era común, pero he visto la tuya y ahora dudo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Hace poco tuve una salida parecida en la costa gaditana, entre flamencos, águilas pescadoras, gaviotas picofinas y pagazas piquirrojas.
    No conocía el problema de las plumas de la garceta grande, sólo tenía constancia del hecho con la garceta nívea en América.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar