jueves, 4 de junio de 2015

Camporrobles en Mayo

En esta entrada voy a recoger un poco la variedad de salidas que he estado realizando por el término de Camporrobles y su entorno inmediato durante este último mes, en el que entre una cosa y otra no he podido sacar mucho tiempo para escribir aquí.

Este pueblo presenta un paisaje bastante diverso, destacando las llanuras cerealistas, escasas en el ámbito de la Comunidad Valenciana, los mosaicos agropecuarios de cebada, viñedo, almendro y olivar, el matorral mediterráneo en diversas fases de degradación, y más secundariamente las áreas forestales, sobretodo de pino carrasco. Como siempre suelo llevar teleobjetivo tengo pocas perspectivas del paisaje pero os pongo esta en la que puede apreciarse esta heterogeneidad, con un buitre además como aliciente.


Y este paisaje tan variado es también el responsable de una flora y fauna también muy diversas. Esta primavera, por suerte, las lluvias han sido bastante generosas, no tanto como desearíamos, claro está, pero suficiente para disfrutar de una gran variedad de flores primaverales. En primer lugar, nos dirigiremos a las zonas de matorral y monte bajo, donde a pesar de parecer secas y tristes, muchas plantas se hacen de notar en esta época.

Romero macho (Cistus clusii)

Chaenorhinum origanifulium subsp. crassifolium

Guillomo (Amelanicher ovalis)

Gladiolo silvestre (Gladiolus illyricus)

También son muchos los animales que pueblan este hábitat, el medio natural mayoritario en el término. Entre las aves abundan los pardillos (Carduelis cannabina), la collalba rubia (Oenanthe hispanica), la cogujada montesina (Glaerida thecklae) o la curruca tomillera (Sylvia conspicillata), entre otras.

Collalba rubia (Oenanthe oenanthe)

También tiene sus depredadores. La abundancia de perdices y conejos atrae rapaces como el águila calzada (Aquila pennata), muy común, el ratonero (Buteo buteo), o el águila real (Aquila chrysaetos). Pero no solo estas grandes aves cazan, también hay pequeños cazadores que pasan más desapercibidos pero no son por ello menos fieros, estoy hablando de los alcaudones, en este caso el alcaudón común (Lanius senator). Tanto esta especie como su congénere el real (Lanius meridionalis) son aquí bastante abundantes, aunque desconfiados.

Alcaudón común (Lanius senator)

El buitre leonado (Gyps fulvus) antaño muy ocasional en la zona, se deja ver cada vez más atraído por los restos de animales que las granjas de la comarca dejan a su alcance, hasta el punto de ser ya una de las rapaces más comunes y la más fácil de ver; y esto a pesar de que la colonia de cría más cercana está a casi 40 Km o más. Uno de estos días sorprendí a un grupo en un bebedero al que habían acudido después de darse un festín, y varios de ellos me sobrevolaron de cerca.

Buitre leonado (Gyps fulvus)

Buitres leonados (Gyps fulvus)

Pasando ya a otros grupos de animales, las zonas de matorral son el hogar del lagarto ocelado (Timon lepidus), el mayor de nuestros reptiles y el saurio más grande de Europa. Es un auténtico depredador que sin embargo aquí se muestra siempre muy huidizo, hasta el punto de que normalmente solo ves de él la punta de la cola antes de ocultarse. He tenido mucha suerte al fotografiar una pareja tomando el sol sobre las rocas en las primeras horas del día, cuando parecen mostrar mayor actividad.

Lagarto ocelado (Timon lepidus)

Lagarto ocelado (Timon lepidus)

Cambiando ya de medio, pasemos a la zona cerealista, hogar de numerosas aves esteparias de gran interés por su escasez como reproductoras en la provincia de Valencia, como la alondra común (Alauda arvensis), la calandria (Melanocorypha calandra), o el alcaraván (Burhinus oedicnemus). Todas estas aves presentan coloraciones muy crípticas como adaptación a una vida en los medios abiertos, donde no hay vegetación que las pueda ocultar, y esto las hace por tanto muy difíciles de detectar excepto cuando vuelan o cantan. En este caso la que se dejó ver fue este bisbita campestre (Anthus campestris). 

Bisbita campestre (Anthus campestris)

Las viejas construcciones rurales de la zona albergan interesantes poblaciones de aves nidificantes, como los mochuelos (Athene noctua), los gorriones chillones (Petronia petronia) o las collalbas grises (Oenanthe oenanthe). 

Gorrión chillón (Petronia petronia)

Collalba gris (Oenanthe oenanthe)

Hace unos cuarenta años esta zona tenía otro inquilino más como nidificante, el cernícalo primilla (Falco naumanni), del que actualmente existe un programa de reintroducción que lleva ya dos años en marcha y cuyo objetivo es recuperar esta especie como reproductora en la zona. El año pasado estuve colaborando como voluntario en este proyecto y probablemente este año también lo haga, así que no creo que tarde mucho en contar más por aquí. Por ahora, os dejo esta amapola común (Papaver rhoeas).

Amapola (Papaver rhoeas)

Para terminar, me gustaría hablar un poco de los escasos puntos de agua existentes en el término. Este pueblo carece de ríos o cualquier tipo de curso de agua permanente desde la desecación de la antigua laguna allá por los años 70 (cosa por desgracia común en aquella época). Ante esta situación, los lavajos, charcas y pequeños estanques creados en su mayoría por la acción humana se convierten en indispensables para mantener a la fauna. Muchos son temporales y solo tienen agua ocasionalmente, mientras que otros son mas perennes aunque también pueden secarse. Entre estos últimos algunos albergan vegetación sumergida y emergida, lo que se traduce en una mayor biodiversidad.

Uno de los lavajos o charcas de Camporrobles

Entre los habitantes de mayor porte de estos puntos de agua, dejando de lado aquellos animales que vienen solo a beber, se encuentran los anfibios, representados por el sapo común (Bufo bufo), el sapo corredor (Epidalea calamita), el sapillo moteado (Pelodytes punctatus) y el gallipato (Pleurodeles waltl). Por desgracia cada vez son más escasos, y a la mayoría de especies solo las he podido ver en  su forma larvaria. También tienen aquí un depredador, la culebra viperina (Natrix natrix), que tampoco es fácil de localizar pero pude ver asomándose tímidamente en una de las charcas.

Culebra viperina (Natrix natrix)

Pasando ya al mundo de los insectos, es sorprendente la cantidad de mariposas que acuden a las orillas a sorber el agua y las sales con sus espiritrompas. Entre ellas pudimos identificar varias especies, en su mayoría bastante comunes. Espero hacer este verano alguna entrada monográfica sobre este grupo de insectos, pues en esta zona hay mucha diversidad y esto se deja notar sobretodo a partir de los meses estivales.

Glaucopsyche alexis

Melitaea cinxia

Colias alcafarciensis

El otro grupo conspicuo de insectos es el de los odonatos (libélulas y caballitos del diablo), de los que pudimos ver tres especies en los dos lavajos que visitamos, una de zigópteros (caballitos) y dos de anisópteros (libélulas). Casualmente todos fueron machos, es posible que eclosionen antes. Destaca la presencia de la ubicua libélula Sympetrum fonscolombii y sobretodo la impresionante libélula de vientre plano (Libellula depressa), un formidable cazador aéreo de vuelo rapidísimo, similar a un torpedo con alas.

Es una especie muy territorial y pudimos observar espectaculares persecuciones aéreas cuando se encontraban dos machos en la misma charca, llegando incluso a chocar en el aire a varios metros del suelo y a pasar a pocos centímetros de nuestros ojos en su afán territorial. Además de esto, los machos de esta gran especie son de un tono cobalto precioso, y con ellos me despido por ahora, espero volver pronto por aquí!

Caballito Ischnura pumulio

Libélula Sympetrum fonscolombii

Libélula de vientre plano (Libellula depressa)

Libélula de vientre plano (Libellula depressa)

3 comentarios:

  1. Magnífica sesión Luis Alberto, me ha gustado mucho. Saludos cantábricos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Germán. Por cierto, mi nombre es Luis Albero, no Alberto ;)

      Saludos.

      Eliminar
  2. Muy buena la colección de especies de fauna y flora que os traes hasta aquí, muy buena variedad
    un saludo
    Javi

    ResponderEliminar