domingo, 27 de enero de 2019

Vídeo sobre mi viaje a Costa Rica

¡Hola a todos! Retomo brevemente este blog para dejaros un vídeo sobre una charla que di hace poco sobre mi viaje a Costa Rica este verano, que por falta de tiempo con esto de la tesis no he podido poner nada aquí sobre ese magnífico viaje. Aquí de todas formas cuento todo lo que habría contado en el blog:



Ya que estamos, pongo también algunas fotos de lo más destacado del viaje:

Cecilia morada (Gymnophis multiplicata)

Víbora terciopelo (Bothrops asper)

Rana de hoja espléndida (Cruziohyla sylviae)

Colibrí de vientre de fuego (Panterpe insignis)

Quetzal (Pharomarchus moccino)

Víbora oropel (Bothriechis schlegelii)

Rana de cristal fantasma (Sachatamia ilex)

Caimán de anteojos (Cayman crocodylus)

Ya veremos si retomo este blog en serio alguna vez, como he dicho tengo poco tiempo con la tesis y apenas me dará para salir al campo... Quería hacer una página más currada, pero eso todavía lleva más tiempo. Ya veremos... Por ahora podéis seguirme en mi cuenta de instagram (@lamwildphoto) donde voy poniendo fotos de las salidas. Os dejo con una panorámica del que para mí es sin duda el ecosistema más impresionante que existe: la selva tropical.





viernes, 22 de junio de 2018

Joyas de las montañas castellanas

¡Hola de nuevo! Esta vez he tardado un par de semanitas en volver por aquí, y vengo con una entrada cargada de naturaleza castellana. He decidido dividir el material que tengo acumulado de esta primavera e intentar hacer dos entradas, esta dedicada a las sierras, y otra sobre los llanos y dehesas. Veremos si me da tiempo a hacer la segunda...

Volviendo al tema de la entrada, estos meses he podido visitar diversas zonas montañosas periféricas a la meseta norte, entre ellas la zona de Sanabria y las sierras de Gredos, Francia y Gata. Todas ellas auténticos paraísos para la biodiversidad. Esta vez no seguiré un orden cronológico sino más bien iré comentando lo que he visto en cada una de estas zonas. Empezando por Sanabria, que visité con unas prácticas del master. En las orillas del inmenso lago glaciar abunda uno de los reptiles más bellos de Europa, el lagarto verdinegro (Lacerta schreibieri).

Lago de Sanabria

Lagarto verdinegro (Lacerta schreibieri) macho

Pudimos observar numerosos ejemplares, destacando los machos con su coloración de celo en todo su esplendor, esa cabeza azul brillante que contrasta con el cuerpo verde y la cola cobriza. Este reptil gusta de zonas próximas al agua como pueden ser las orillas de ríos y lagunas.

Lagarto verdinegro (Lacerta schreibieri) macho

Lagarto verdinegro (Lacerta schreibieri) macho

Las hembras y los juveniles resultan menos llamativos pero para mí igualmente bonitos. Me encanta esta especie.

Lagarto verdinegro (Lacerta schreibieri) hembra

Lagarto verdinegro (Lacerta schreibieri) juvenil

Siguiendo en Sanabria, las altas cumbres de la Sierra de Cabrera son hogar de una lagartija endémica, la lagartija leonesa (Iberolacerta galani). La historia evolutiva del género Iberolacerta es muy interesante, pues estas coloridas lagartijas debieron tener una distribución más amplia en épocas más frías, quedando acantonadas en la actualidad a diferentes macizos montañosos, donde han evolucionado en diversas especies. Vimos dos machos, uno con los colores de celo más desarrollados.

Lagartija leonesa (Iberolacerta galani)

Lagartija leonesa (Iberolacerta galani)

Para acabar con Sanabria, la única ave que pondré en la entrada, este juvenil de águila real (Aquila chrysaetos). Muy condenadas como siempre para hacerles foto...

Águila real (Aquila chrysaetos)

Viajemos al sur hacia la Sierra de Gredos, cuyo piedemonte visité en otra salida académica. No demasiado que contar aquí, pero pongo una planta que llevo tiempo queriendo ver, la carnívora Drosera rotundifolia, y un arácnido de elaborado cortejo, Pisaura mirabilis.

Drosera rotundifolia

Hembra de Pisaura mirabillis

Movámonos al oeste, entrando ya en la provincia de Salamanca, hacia la Sierra de Francia. Este espacio es el que más he visitado de los cuatro. El objetivo principal ha sido la lagartija batueca (Iberolacerta martinezricai), la más escasa y amenazada de su género, que finalmente hace unos días pude ver, en compañía de Miguel Rodriguez y Pablo Recio. Un bicho muy esquivo para las fotos...

Peña de Francia, hábitat de la lagartija batueca

Lagartija batueca (Iberolacerta martinezricai) hembra

Lagartija batueca (Iberolacerta martinezricai) macho

Cerca del hábitat de estas lagartijas pero otro día pude ver uno de los insectos más bonitos que he visto nunca, un macho de la pequeña pavón (Saturnia pavonia). Podéis ver esas antenas plumosas con las cuales detectan a las hembras a varios kilómetros. A ver para cuándo su prima mayor...

Pequeña pavón (Saturnia pavonia)

Pequeña pavón (Saturnia pavonia)

Y en los robledales de la base de la sierra, salpicados de pequeños prados, podemos encontrar dos  escurridizos reptiles amantes de la vegetación. El lución (Anguis fragilis) es realmente escaso en el Sistema Central, por lo que tuve suerte de dar con esta hembra. En cambio, el eslizón tridáctilo (Chalcides striatus) resulta más frecuente.

Lución (Anguis fragilis)

Eslizón tridáctilo (Chalcides striatus)

Por último hablaré de la parte más atlántica y húmeda del Sistema Central, que es la Sierra de Gata, muy cerca ya del límite con Portugal. Esta zona está menos poblada y mejor conservada en general, con grandes extensiones de roble melojo (Quercus pyrenaica) que le dan un aspecto más propio del norte verde de la península. Pude visitarla tanto por mi cuenta como con el master. 

Melojar maduro en la Sierra de Gata

Con este ambiente tan húmedo, es de esperar que abunden los anfibios, con especies exigentes como pueden ser la salamandra (Salamandra salamandra) o la rana patilarga (Rana iberica), esta última cada vez más escasa en muchos lugares.

Salamandra común (Salamandra salamandra)

Salamandra común (Salamandra salamandra)

Rana patilarga (Rana iberica)

Rana patilarga (Rana iberica)

También encontramos aquí algunos reptiles muy valiosos. La lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli) es una especie de suelo propia de lugares húmedos del occidente atlántico de Iberia, mayormente en Portugal. En España la especie se encuentra en el Sistema Central, de donde ha desaparecido en gran parte, y en Doñana. Por suerte todavía quedan poblaciones en algunos de los melojares mejor conservados de la Sierra de Gata, donde pude ver algunos ejemplares.

Lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli) juvenil

Es sin duda la Podarcis más amenazada de la península, y podemos diferenciarla fácilmente de otras especies del género por su cabeza alta y robusta, con ojos que no sobresalen, el cuerpo no aplanado y la escama masetérica grande. Todos ellos rasgos relacionados con una vida en el suelo más que en las rocas. Los machos en celo, además, poseen una combinación de tonos blanquecinos y verdosos característica.

Lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli) macho

Lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli) macho

No muy lejos de allí, también en la Sierra de Gata, pudimos ver una pequeña culebra lisa meridional (Coronella girondica), voraz depredador de lagartijas.

Culebra lisa meridional (Coronella girondica)

Y para acabar, compartiendo refugio con la culebrilla tuvimos también la suerte de dar con el reptil más esquivo y también uno de los más amenazados de la península, la víbora hocicuda (Vipera latastei). Las de aquí presentan un zigzag ancho y ondulado. La especie cuyo encuentro siempre es de lo más esperado en cada temporada herpetológica...

Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Y hasta aquí la entrada. Adelanto que es posible que esta sea de las últimas entradas de este blog, quizá la última si no me da tiempo a hacer la siguiente. Se avecinan algunos cambios, en menos de dos semanas me embarcaré en una aventura largo tiempo soñada: descubrir la selva tropical y su extraordinaria biodiversidad. A mi vuelta, vendrá otra aventura todavía mayor como es empezar una tesis doctoral y todo lo que ello conlleva de tiempo y dedicación. No obstante, espero poder comenzar algo más grande, con más proyección internacional... Por ahora solo son ideas, hasta entonces espero poder rematar este blog con esa última entrada salmantina. Os dejo con un retrato de la preciosa víbora, y hasta pronto!